EL PLÁSTICO QUE NO SE VE ...

y que respiramos e ingerimos

Los plásticos están presentes en todos los ámbitos de la vida por las muchas ventajas que presentan y sus singulares propiedades. Desde los años 50, la producción de plástico ha superado la de cualquier otro material y la mayoría de los productos que se fabrican están diseñados para ser descartados después de un solo uso. Esto ha hecho que los envases de plástico representen actualmente la mitad de los desechos de este material alrededor del mundo. Esta situación ha afectado muy especialmente a los océanos que se han convertido en el depósito final de la basura del planeta. 


La contaminación del mar por plásticos empieza a ser un grave problema también para las islas. Nuestras playas no solo están llenas de residuos de gran tamaño sino de microplásticos. La particularidad de los microplásticos es que no se ven fácilmente y tampoco los consideramos residuos. Se encuentran en infinidad de productos como pastas de dientes, cremas exfoliantes, detergentes… o se generan a partir de plásticos más grandes que por el desgaste en el medio se han quedado reducidos a partículas muy pequeñas. Se introducen en la cadena trófica porque se confunden con un alimento dentro del ecosistema marino. Al ser ingeridos por la fauna marina entran a formar parte de nuestra cadena alimentaria, con consecuencias hasta el momento no suficientemente estudiadas. Algunos estudios han encontrado microplásticos en el aire, en el agua potable y en alimentos tan cotidianos como la sal de mesa.


Por otro lado, tanto los microplásticos como los macroplásticos tienen enormes impactos económicos y sociales. La basura acumulada en las playas afecta directamente a un sector turístico dependiente de la buena salud del litoral y el medio marino, mientras que las imprescindibles labores de limpieza se han convertido en un lastre con un efecto directo sobre el gasto público.


La gestión apropiada de los residuos plásticos es, por tanto, uno de los mayores retos a los que se enfrenta actualmente Canarias, tanto en su reciclaje como en su revalorización. No obstante, el consumo responsable y la prevención en la generación de residuos es una condición necesaria para el crecimiento sostenible y debe ser su máxima prioridad.


En este sentido, la educación ambiental se convierte en la herramienta fundamental para concienciar a la población sobre la necesidad de adoptar conductas respetuosas con el medioambiente, impulsando valores que fomenten la convivencia en equilibrio con el entorno, así como para tomar conciencia sobre las consecuencias que ciertas conductas tienen en el entorno.


Y por esto, nacen estos talleres de sensibilización ambiental sobre el impacto de los microplásticos en el medio marino.

En el siguiente enlace encontrarás un formulario de inscripción para solicitar un taller en tu centro o entidad: https://forms.gle/hQQiFs2mTwt4z4vLA

Aconsejamos visualizar antes de rellenar el formulario, el calendario para la realización de los talleres, por si la fecha que desea ya está adjudicada: https://calendar.google.com/calendar/embed?src=proyectoarbol.org_ib5uo5d36j1k8lg6q4q5jh9068%40group.calendar.google.com&ctz=Atlantic%2FCanary

Para participar en la Jornada del 28 y 29 de Julio de 2020, en el siguiente enlace encontrarás el formulario de inscripción (*plazas limitadas*): https://forms.gle/4bcpfa5VKXhr4ME27

Descarga el documento para conocer los objetivos de los Talleres y la Jornada, el horario, los datos de contacto y toda la información referente de lo que se va a tratar en cada una de las sesiones. 

© 2017 Proyecto ARBol página creada con Wix.com

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now